martes, 17 de junio de 2014

Los monárquicos en el punto de mira mediático: Seriedad y sosiego

Desde el anuncio de la abdicación de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I y en vísperas de la proclamación del nuevo Rey Don Felipe VI, los medios de comunicación salen a la busca de monárquicos para entrevistas de todo tipo, a veces con la presumible intención de ponerlos en ridículo.

Lo más curioso es que muchos periodistas españoles parecen tener una visión distorsionada y anticuada de la Monarquía a pesar de vivir en una Monarquía moderna que no hace ostentación de boato y grandes solemnidades, y aún así creen que los monárquicos somos una especie rara de comportamientos extravagantes, cursis y horteras, mientras que presentan al lado contrario de los republicanos como ciudadanos muy diferentes.

Los monárquicos no debemos caer en el error de dejarnos utilizar por algunos medios sensacionalistas o por reporteros con segundas intenciones, sólo porque nos hacen creer que la entrevista o el reportaje puede darnos publicidad, porque al final lo que emiten o publican puede reducirse a una o dos frases poco significativas y que nada aportan como argumentos a favor de la Monarquía.

Por ello también es importante que los que decidan manifestarse por las calles o ir a aclamar al nuevo Rey lo hagan de la forma más seria y sosegada posible, para no ofrecer a los detractores de la Monarquía ninguna imagen distorsionada de lo que es un monárquico del siglo XXI.